jueves, 2 de junio de 2011

SAN NARCISO DE GERONA, MÁRTIR



Obispo y mártir, de Gerona, San Narciso de Jerusalem
(+ 307)
Fiesta: 29 de octubre

Nació este Santo en la ciudad de Gerona, de donde fue obispo a la edad competente. En la persecución de Diocleciano trabajó San Narciso para animar a los fieles y sostener su fe entre tan rudos combates. Inspirado por Dios salió de Gerona con su diácono Félix y se encaminaron a Alemania, entrando en la ciudad de Augusta, según el aviso del Cielo. Con su predicación y milagros logró San Narciso multitud de conversiones, siendo la más notable aquella de Afra, pública ramera, la de Hilaria, su madre, tres criadas llamadas Digna, Eunomia y Eutropia, y la de Dionisio, tío de Afra, que todos fueron mártires. De regreso San Narciso a Gerona, fue recibido por su afligida grey con las mayores demostraciones de alegría. Tres años después, celebrando el santo sacrificio de la Misa, fue mortalmente herido con tres lanzadas, falleciendo el día 18 de Marzo, a principios del siglo IV. Su sagrado cuerpo, colocado en una preciosa capilla, se conserva incorrupto en Gerona después de tantos siglos, obrando Dios por su intercesión multitud de prodigios.

Aparte del sermón del abad Oliba, hay otro documento del siglo XI muy interesante, me refiero a la carta del obispo Berenguer Wilfred de Girona que escribió al abad del Monasterio de San Ulrico y Santa Afra de Augsburg, después que este último solicitara las reliquias del santo. El obispo gerundense le contestó que le enviaba fragmentos de huesos y vestidos de San Félix (mártir de Girona, el apóstol africano), pero no del diácono San Félix, ya que el emperador Carlomagno se los llevó a Francia, y ni mucho menos podía enviarle huesos de San Narciso. En aquella "De nuestro gloriosísimo padre nuestro Narciso, pontífice y mártir de Cristo, enviamos fragmentos de los vestidos y de la estola que hay en el sepulcro, pero no hemos querido enviar partes de su cuerpo, y que hasta ahora se conserva incorrupto, por la gracia de Dios".
Se dice que Narciso murió a los 116 años.

En todas las fuentes consultadas se menciona que el cuerpo del santo fue encontrado incorrupto entre los siglos X y principios del XI. ¡Vaya pasada, encontrar un cuerpo incorrupto después de 7 siglos!. Sin lugar a dudas, este suceso habría hecho levantar la devoción a San Narciso entre todos los gerundenses que se habría aumentado en el siglo XII con la Cofradía de San Narciso y a lo largo de los años siguientes, más cuando en 1285 las tropas francesas entraron en Girona. Los soldados tuvieron que marcharse, aturdidos por las picadas de unas moscas que salieron de la tumba de San Narciso situada en la iglesia de San Félix.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada